sábado, junio 26, 2010

Comentarios del Cardenal Ratzinger 15 años antes de la publicación del secreto

Entrevista con Vittorio Messori (Publicada bajo el título "Informe Sobre la Fe", 1985, BAC, Madrid. pgs 118-119).

Sus palabras de entonces concuerdan perfectamente con su comentario arriba. Las publicamos porque nos ayudan a profundizar el significado del secreto:

Messori: "Ha leído usted el llamado "tercer secreto de Fátima" el que sor Lucía, la única superviviente del grupo de videntes, hizo llegar a Juan XXIII,
y que el Papa después de haberlo examinado, confió al predecesor de usted, cardenal Ottaviani, ordenándole que lo depositara en los archivos del Santo Oficio?

La respuesta es inmediata, seca: "Si, lo he leído".

Messori: Circulan en el mundo versiones nunca desmentidas que describen el contenido de este "secreto" como inquietante, apocalíptico y anunciador de terribles sufrimientos. El mismo Juan Pablo II, en su visita pastoral a Alemania, pareció confirmar (si bien con prudentes rodeos, hablando privadamente con un grupo de invitados cualificados) el contenido, no precisamente alentador, de este escrito. Antes que él, Pablo VI, en su peregrinación a Fátima, parece haber aludido también a los temas apocalípticos del "secreto". ¿Por qué no se ha decidido nunca a publicarlo, aunque no fuera más que para evitar suposiciones aventuradas?.

Ratzinger: "Si hasta ahora (1985) no se ha tomado esta decisión no es porque los papas quieran esconder algo terrible".

Messori: Entonces, insisto, ¿hay "algo terrible" en el manuscrito de sor Lucía?

Ratzinger: Aunque así fuera -replica, escogiendo las palabras-, esto no haría mas que confirmar la parte ya conocida del mensaje de Fátima. Desde aquel lugar se lanzó al mundo una severa advertencia, que va en contra de la facilonería imperante; una llamada a la seriedad de la vida, de la historia, ante los peligros que se ciernen sobre la humanidad. Es lo mismo que Jesús recuerda con harta frecuencia; no tuvo reparo en decir: "Si no os convertís, todos pereceréis" (Lc 13,3). La conversión -y Fátima nos lo recuerda sin ambages- es una exigencia constante de la vida cristiana. Deberíamos saberlo por la Escritura entera». (enfasis añadido)

Messori: ¿Quiere esto decir que no habrá publicación, al menos por ahora?

Ratzinger: «El Santo Padre juzga que no añadiría nada a lo que un cristiano debe saber por la Revelación y, también, por las apariciones marianas aprobadas por la Iglesia, que no hacen sino confirmar la necesidad urgente de penitencia, de conversión, de perdón, de ayuno. Publicar el «tercer secreto" significaría también exponerse a los peligros de una utilización sensacionalista de su contenido».

Ratzinger enfatiza lo que podemos aprender del mensaje de Fátima:

-Un llamado radical a la conversión y a la penitencia.
-la gravedad absoluta del momento histórico
-los peligros que se presentan en la vida de la fe y del mundo
-la importancia y actualidad de los últimos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada