martes, abril 20, 2010

Séptimo Continente

Del doce al quince de noviembre se ha celebrado en Roma un Encuentro de la Comisión Episcopal Europea para los Medios. Promovido por Benedicto XVI ha contado con la presencia y ayuda de representantes de Wikipedia, You Tube y Facebook.
Un auto examen de conciencia de la Iglesia sobre el uso activo de los Medios.

Los participantes han subrayado ideas, no nuevas, pero siempre interesantes: “Internet es un mundo, el mundo que alguno ha llamado séptimo continente”. El mundo en lata, solemos decir nosotros muchas veces. “Internet es cultura”, como todo lo que el hombre crea, no una deformación de las culturas, como muchos han pensado y piensan. “Internet no es ni bueno ni malo. Como cualquier instrumento puesto en la mano del hombre, Internet se convierte en lo que el hombre mismo decide”. 

Un nuevo mundo, un Séptimo Continente que engloba a todos los continentes, los acerca, los complementa, los enriquece. Un continente casi mágico, que desborda la mente individual del ser humano y remite, inevitablemente, a la red, al equipo, la relación, la colaboración, la mente colectiva trabajando en común para un servicio universal.

Todos podemos decidir libremente nuestros caminos en este nuevo continente. Todos podemos elegir el tipo de cultura en que nos queremos insertar, el tipo de personas con las que nos queremos relacionar, el grado de nuestra colaboración personal en la creación de la misma cultura. Todos y cada uno podemos entrar en el fantástico proyecto de acercar y unir todos los rincones del mundo, de facilitar la vida a todos los seres humanos, de intensificar la comunicación a todos los niveles. 

Gran desafío no sólo para la Iglesia, sino para todo ser humano que hoy vive y quiere crecer. Internet no es sólo una oportunidad es una necesidad para todos, “en especial para los jóvenes, para esa web generatión, que ha crecido en Internet, este lugar virtual, el mundo de los nuevos medios, está convirtiéndose en un espacio principal en el que tiene lugar su formación humana, moral y cognoscitiva”. “¡En Internet los jóvenes crean sus lazos sociales y aprenden a vivir!”, se dijo en el Simposio.

Nunca los jóvenes gozaron de tanta libertad como en Internet, nunca habían tenido oportunidad similar para seleccionar por si mismos y elegir desde la infancia. Desafío al desarrollo de los valores personales auténticos.
Desafío para saber distinguir entre el bien, lo que construye, lo que crea esperanza; y el mal, lo que crea problemas y más pronto o más tarde transmite muerte.

Esta nueva generación crece con horizontes y posibilidades universales. Nace llamada a protagonizar una nueva cultura, una nueva mentalidad una nueva ética. Entre nosotros podríamos decir cultura, mentalidad, ética de Consolación. Es el guante que nos tira la Historia retándonos a no quedar en el andén. Todos estamos llamados a recogerlo. Todos tenemos un lugar en este Séptimo Continente. Todos somos responsables de enriquecerlo sin cesar con nuestro aporte. Todos, de alguna forma, somos parte de esta web generation. Todos vivimos ya en este Séptimo Continente.

Artículo sacado de la Revista del 
Movimiento Consolación para el Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada