sábado, febrero 27, 2010

Recursos para la Cuaresma 2 de 5

Ayuno, ¿para qué?
Parte 2 de 5
En la Palabra podemos encontrar diferentes tipos de ayuno que nos iluminan sobre el poder que tiene esta práctica espiritual en la vida del cristiano y de toda la comunidad. Algunos son ayunos de un día, otros de tres, y hasta otros de tres semanas ó 40 días. A continuación te presento la forma y los resultados que ha tenido esta práctica espiritual en la vida de los hombres de Dios.

2. El ayuno favorece el encuentro divino.
El Segundo ayuno descrito en la Palabra es el ayuno parcial de veintiún días para preparase al encuentro con Dios.


El profeta Daniel escribe: “En aquellos días yo, Daniel, estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas” (Dn 10, 2-3).

Con ello, el profeta se preparó para recibir la visita del ángel que traía un mensaje de Dios para el pueblo: “He venido para hacerte saberlo que ha de venir a tu pueblo en los postreros días; porque la visión es para esos días” (Dn 10, 14).

El ayuno nos permite eliminar la cortina que nos impide tener un encuentro más íntimo e iluminador con Dios.

Consideraciones generales al ayunar
Estos elementos son importantes, y debido a nuestros compromisos laborales o de otra índole, quizá no podremos observar todos. Como mencionamos ayer, eso no debe ser causa para abandonar el ayuno, te invito a seguir la mayor parte de estas recomendaciones en cuanto te sea posible:
• Alimenta tu espíritu leyendo la Biblia. Recuerda que “no sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que viene de Dios” (Mt 4, 4). En este aspecto puedes seleccionar algunos pasajes que estén relacionados con lo que tú quieres obtener para tu vida.


• Procura empezar con cosas pequeñas: postres, refrescos, verduras; evitar la carne (pollo, pescado, res y cerdo), cigarro, alcohol, etc. En la medida en que tengas más fuerza podrás ir sustituyendo las comidas por sólo pan y agua.
Factores que impiden ayunar a los cristianos
Existen algunas ideas y factores que han hecho que nuestros cristianos no ayunen. Te propongo algunas de ellas para que las superes si alguna de ellas llega a afectar tu vida.
- La oposición satánica para que no se hable de él ni se practique. Sabe que en un cristiano que ora y ayuna no tienen participación sus acciones tentadoras y menos las perturbadoras (Mt 17, 21).
Que Dios nuestro Señor te acompañe en esta práctica. Estoy seguro que en poco tiempo verás resultados de avance en este tu encuentro con el Dios del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada