domingo, septiembre 20, 2009

Reflexión sobre la siempre virgen María

«Orar con María»
Por un instante la creación entera se detuvo y dirigió su mirada a los labios de una doncella de Nazaret. El saludo del ángel de Dios flotaba aún en el aire de aquella primavera inconcebible para la carne, en la que el Dios eterno se haría uno de nosotros.
Todas las potencias celestiales miraron a la débil muchacha y esperaron; no satisfecho Dios con enviar a su Hijo único a morar en la tierra, hombre igual a los hombres en todo menos en el poecado. hace depender su plan de los labios de la joven. ¡ Y la joven acepta a Dios en su seno!

NUESTRA SEÑORA DEL SI, QUE AL PRONUNCIARLO DERRAMASTE ALEGRIA SOBRE TODO LO QUE VIVE, AYUDAME A DECIR SIEMPRE "SI" A LA VOLUNTAD DE DIOS SOBRE MI VIDA.


LOS QUIERO MUCHO
ARMANDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada