lunes, junio 22, 2009

¿Qué es la espiritualidad?

Espiritualidad significa desarrollo de las facultades del hombre, facultades que vibran más allá de los sentidos del cuerpo y que son las potencias, atributos y sentidos del espíritu. Espiritualidad es la aplicación justa y buena de todos los dones que el hombre posee, es la armonía con todo cuanto os rodea.

La verdadera espiritualidad en el ser humano, no consiste en apartarse de lo que pertenece a la vida material, sino en armonizar con toda la creación, observancia y práctica de las leyes divinas, sencillez y confianza, alegría de vivir perfeccionamiento de la moral y del espíritu.

¿Qué es lo que necesitáis para iniciaros en el camino de la espiritualidad? Si tenéis amor, llegaréis muy alto, y si en Mí confiáis, no tropezaréis en vuestra vida, y las facultades que existen en vuestro interior, se desarrollarán y todo ello será para el progreso de vuestro espíritu.

Yo os digo que el conocimiento de lo espiritual no afecta el adelanto de los hombres, así en lo moral como en su ciencia. Por el contrario, esa luz le revela a los hombres un caudal infinito de conocimientos que ahora son una incógnita para su ciencia.

En la espiritualidad, no tiene cabida el fanatismo, ni el prejuicio, la idolatría o la superstición, ni existen prácticas sobrenaturales. Espiritualidad no quiere decir misticismo, ni implica la práctica de algún rito, ni es tampoco un culto externo.

Espiritualidad quire decir elevación, significa libertad del espíritu, vida elevada y generosa y de la renunciación bien entendida

A los valores materiales les habéis dado mayor importancia de la que poseen y en cambio, de lo espiritual ya nada queréis saber y ha llegado a tanto vuestro amor al mundo, que hasta lucháis cuanto es posible por ignorar todo lo que se refiera a la vida espiritual, por creer que ese conocimiento es contrario a vuestro progreso en la Tierra.

Pensad en el adelanto de una humanidad cuya moral proceda de la espiritualidad; imaginad una humanidad sin límites ni fronteras, compartiendo fraternalmente todos los medios de vida que la Tierra ofrece a sus hijos. Tratad de imaginar lo que será la ciencia humana, cuando ella tenga por ideal el amor de los unos a los otros, cuando el hombre obtenga a través de la oración los conocimientos que busca. Pensad en lo grato que será para Mí recibir de los hombres el culto del amor, de la fe, de la obediencia y la humildad, a través de su vida, sin que tengan que recurrir a ritos ni a cultos externos.

Esa sí será vida para los hombres, porque dentro de ella respirarán paz, gozarán de libertad y se sustentarán solamente con aquello que encierre verdad.

Espiritualidad es cuanto pido en este tiempo a los hombres, y dentro de lo lícito, verán cumplidos sus más grandes ideales y resueltos sus más grandes conflictos.

Para amarme a través de cultos exteriores, buscarme en imágenes y símbolos y adorarme por medio liturgias, ceremoniales y festines, existen muchas religiones y sectas en las que podéis satisfacer vuestro corazón si aún tiene hambre y necesidad de tales prácticas. Pero si quereis servirme y amarme a través de la una vida espiritualmente elevada, comprended lo que significa Espiritualidad, la cual no impone ninguna costumbre, normas o tradiciones.

Buscad la forma de adaptaros a mi Doctrina, No adapteis mi Doctrina a vuestras pequeñeces y conveniencias materializándola, deformándola y alterandola.

Si todos buscaseis ser mas justos y buenos en esta vida, pronto se transformaría este valle de lágrimas en un mundo de elevada espiritualidad, la cual, traerá amistad y fraternidad entre todas las naciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada